miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿Visitas de Cartier Bresson a Andalucía a mediados del siglo XX?



Puerta de la Iglesia de Villanueva de la Reina (Jaén, España)
donde figura un ángel casi idéntico a otro que hay en la
iglesia francesa de Rénnes-le-Chateau (Francia), donde se dice
que está escondido un tesoro del rey Salomón.


Hace mucho tiempo apareció por Villanueva de la Reina (Jaén, España) un francés calvo y simpático; un personaje un tanto extravagante que gustaba llevar siempre un pañuelo al cuello y una cámara de fotos con la que retrataba a todos y en todo momento.
El francés, al que la gente llamaba “El Retratista”, llegaba al pueblo de improviso y solía alojarse en casa de “La Paula”. Esta mujer comentó un día que ella no lo entendía muy bien, aunque siempre estaba hablando de los “cántaros, cátaros… o algo así...y de una leyenda (Terribilis est locus iste) que portaba un ángel de la puerta de la parroquia, idéntica, por lo visto, a la que aparecía en una iglesia de Rénnes-le-Chateau (Francia), donde se decía que estaba escondido un tesoro del rey Salomón.
En el verano de 2004, EL PAÍS publicó la noticia de la muerte de Cartier Bresson, y muchos del pueblo reconocieron en aquel personaje al “Retratista”.
Nunca se podrá saber con certeza si Cartier Bresson era “El Retratista” de Villanueva de la Reina, pero en este pueblo yo he visto muchas fotografías que, por su genialidad, fácilmente se podrían atribuir a este artista.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega

4 comentarios:

BETTINA PERRONI dijo...

Creo que Cartier Bresson se ha convertido en una leyenda en ese pueblo... y no se puede culpar a la gente por ello.

Quizás son las consecuencias tanto de la genialidad como de la singularidad del personaje en questión.

Mis saludos desde México :)

angélica beatriz dijo...

Muy interesante esta historia José. Por lo que nos cuentas, es casi seguro que ese señor, con su cámara al cuello, era Henri Cartier-Bresson.

La imagen de la puerta, hermosa. Está clausurada, ¿verdad?

Un beso para ti, José.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias por visitarnos, Bettina.
En ese pueblo hay historias mágicas que iré contando poco a poco.

José Del Moral De la Vega dijo...

Hola, Angélica. Esa puerta nunca se terminó y permanecía tapiada con ladrillos. Un buen día (1980), enterrada junto a la iglesia, apareció la figura de ese ángel relacionado con la leyenda de los cátaros, María Magdalena...Y el párroco decidió, entonces, rescatarla y ponerla en ese lugar para dignificarla.
Un abrazo