sábado, 18 de abril de 2009

PRIMEROS SINTOMAS DE LAS ENFERMEDADES DE UN VEGETAL. DETECCIÓN Y TRATAMIENTO


Campo de garbanzos con un primer foco bien visible
de Rabia (Didymella rabiei)

El desarrollo generalizado de una enfermedad en el cultivo de una planta, cuando está ocasionada por un patógeno, no suele ser un proceso repentino, ni afectar por igual a toda la parcela donde se desarrolla el vegetal.
En la mayoría de los casos, el comienzo de la enfermedad exige la coincidencia de una serie de variables (humedad, temperatura, presencia del patógeno, estado receptivo del vegetal…), que sólo se producen en puntos concretos de la parcela (en las partes bajas, en determinadas orientaciones, en zonas de la parcela donde apareció la enfermedad en cultivos anteriores…). Las primeras plantas enfermas constituyen lo que se denominan focos primarios, y suelen ser pocos y de escasa importancia. Es a partir de estos primeros puntos desde donde la enfermedad suele contaminar el resto del cultivo.
En estos casos, la extensión de la enfermedad se suele impedir evitando las infecciones secundarias a partir de los focos primarios. Para ello, es necesario visitar el cultivo con periodicidad semanal, y aplicar un fitosanitario adecuado en el foco y alrededor del mismo.
En el caso de la Rabia del garbanzo (Didymella rabiei), los primeros síntomas de la enfermedad aparecen como rodales de plantas amarillentas. En este caso, se ha demostrado que un tratamiento a base de sales de cobre, clortalonil, ditiocarbamatos (maneb, mancoceb…) suele ser eficaz para impedir la extensión de la enfermedad.

Hoja de garbanzo con clorosis y puntitos negros,
primeros síntomas de Rabia

(Para más información consultar los libros Programa sanitario para el control de la Rabia del garbanzo, La Sanidad de los Vegetales Cultivados

Figs. y texto de José Del Moral De la Vega

6 comentarios:

Mar y ella dijo...

Y yo vengo y sigo aprendiendo...Gracias...

Besitos
Mariella

José Del Moral De la Vega dijo...

Encantados de recibirte, Mariella.
Un abrazo

Silvia Beatriz dijo...

José, tú siempre me sorprendes con cosas nuevas. Garbanzos con rabia...
Bueno, son "cosas de la naturaleza", como dice uno de mis poemitas.
Amigo Pepe, en www.amisiysiatino.blogspot.com
hay un premio: 11 de Abril.
Es muy especial y deseo compartirlo contigo. Habla de libertad y democracia y de valor humano, algo que tú tienes y mucho.
Besos

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias por tu visita, Silvia, y por tu premio.
No me extraña que te parezca raro que las plantas tengan enfermedades; pero aunque no te lo creas, tienen enfermedades provocadas por virus, bacterias, hongos y nematodos, tan peligrosas y virulentas como las que sufrimos las personas o los animales.
Un día voy a colgar en el blog una historia muy interesante de enfermedades de plantas que han sido decisivas en la historia de la Humanidad.
Un abrazo

Carla dijo...

Muy iinteresante el post! Muy educativo.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias por tu visita, Carla. Se notan tus inquietudes pedagógicas.
Uno de las problemas de la ciencia es la transferencia de la tecnología, y yo estoy obsesionado con que las conclusiones de mis trabajos lleguen lo mejor posible a los agricultores.