sábado, 25 de abril de 2009

With a little help from my friends

Creo que en google se pueden encontrar al menos siete interpretaciones distintas de esta canción, por el mismo Joe Cocker en diferentes épocas, desde el año sesenta y nueve hasta ayer mismo. Sólo a un obseso se le ocurriría escucharlas todas seguidas, y no una vez sólo… Pero hay cierta música que, repetida, sienta mejor que un mantra –para los que no hemos repetido nunca un mantra, o (te estoy oyendo reír, Amor) un “chantra”−.

3 comentarios:

Gaudiosa dijo...

Nunca había visto a Joe Cocker tan joven, pero la canción, la voz y el baile son inconfundibles: genio y figura.
Lo del "chantra" me parece una genialidad.
Gracias, Diego, por recordarnos este estupendo tema-mantra.
Un saludo.

Mar y ella dijo...

upsssssss siempre he visto a este señor ya mayor...me sorprendio...buen tema ,buenisimo.....me gusta cierta música re`petida y en ese minutio sale mi Hijo Ignaciod e 14 y me pregunta con cara de pocos amigos y me dice Mamá?? y ese fósil quién es ?? jejej......y yo respondo uno de los mejores fósiles de la música.


Un abrazo..
Mariella

Diego dijo...

Gracias, Asun, la verdad es que hay temas que duran, y duran… A veces me da la impresión de que los Beatles dejaron unas canciones geniales… para que las cantaran mejor otros –y espero no estar provocando una dialéctica, jaja -. Y en cuanto al “fósil”-de veinticinco años-, Mariella, los yogurines –como decimos aquí a los adolescentes o poco más-, no suelen ser muy justos en sus apreciaciones de las cosas de generaciones anteriores; ya aprenderá a distinguir… Un besazo a las dos.