viernes, 28 de agosto de 2009

¿SERÍA LA PSICOLOGÍA EL ARMA SECRETA DE CARTIER-BRESSON?


Fotografía sobre un acto social en Villanueva de la Reina (1940), en la cual se aprecia una perfecta simetría de las figuras que aparecen en ella. Del libro Protagonistas de un mundo rural.

A mi profesor don Fernando Cueto, que
me descubrió el interés de mirar por detrás

y por dentro de los retratos de la historia.

Amigo Pepe Aranda, aquí tienes otra joya recuperada de una caja de zapatos en Villanueva de la Reina.
Es la feria de septiembre de 1940, y los protagonistas de la fotografía son un grupo de guardias civiles, una señorita y un político que parecen estar participando en un acto oficial. También hay unos niños, ajenos a la escena; y unas señoras, como de otro mundo, contemplan alucinadas el cortejo.
Estoy convencido que de esta obra de arte se podría hacer un libro. Si se analiza la simetría, se concluye que Leonardo no habría distribuido mejor las imágenes: en el centro está el político; a su derecha, la fuerza y la belleza; a su izquierda, los espectadores. El relieve está exaltado con cuatro planos sucesivos, destacando extraordinariamente el primero, donde la figura del político tiene tanta vida que parece como si de un momento a otro fuera a extender su mano para saludarnos.
¡Fíjate, querido amigo!: la exaltación de la figura del político es tan perfecta que ni los tricornios de los guardias, ni la mantilla de la bella, consiguen disminuir la atención que suscita su cabeza.
Si Barthes analizara esta foto, seguro que haría énfasis en la semiología, y nos descubriría los símbolos que emanan de las manos: el militar lleva un bastón (el símbolo del mando), la bella se agarra al misal (la religión), mientras que el político aparece con las manos libres –¿será que todo él es un símbolo, el del poder?–. De cualquier forma, lo que a mí me fascina es lo que traducen las pisadas de los personajes: seguridad (militares), coquetería (señorita), empaque y soltura (político); valores que contrastan con la poquedad de los pies “alpargatados” de las señoras espectadoras. –¿Tendrá que ver el alma de las personas con los zapatos que usan?–
Esta fotografía parece una lección magistral de psicología y sociología, aunque a mí, sobre otra cosa, me parece bellísima.
Querido amigo, ¿tú crees que esta obra podría ser atribuida a aquel fotógrafo que, pañuelo al cuello y cámara en ristre, andaba por Villanueva a mediados del siglo pasado, y que muchos aseguran se trataba de Cartier-Bresson?. Espero tu análisis que, como siempre, será perfecto.


Parte baja recortada de la foto anterior con el fin de destacar los pies
de las personas que aparecen en la misma.

Texto de José Del Moral De la Vega

7 comentarios:

Carla dijo...

Interesante foto e historia Jose!

José Del Moral De la Vega dijo...

Me alegra que te guste, Carla. Seguiré buscando fotos interesantes.
Un abrazo

angélica beatriz dijo...

Querido José, me gusta mucho el análisis que haces de esta foto.

La contemplo de nuevo y sí, allí está la dama con el libro de rezos, como si fuera un escudo con el que se siente segura y protegida de quienes tiene a su derecha e izquierda...

Yo también esperaré las palabras de tu amigo Don Pepe Aranda. ¡Entre los dos, nos enseñan cosas que ni ustedes mismos se imaginan!

Muchas gracias José querido.

Un beso para ti.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias por tu visita y tus comentarios, Angélica Beatriz.
Espero seguir encontrando fotos que te gusten.
Un abrazo

sabiyut dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepe Aranda dijo...

Amigo Pepe. ¿Qué quieres que te diga sobre esta foto? Para mi esta fotografía trasciende hasta convertirse en un fenómeno psico-psociológico.

Me viene a la memoria ese poema de Miguel Hernández.
Me duele ese niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina.

Digo esto porque me llama poderosamente la atención las mujeres con el canasto, en contraste, con el grupo “selecto” que llamó la atención a nuestro fotógrafo.

¿Quizás quiso nuestro fotógrafo retratar a las “dos españas”? Muchos reflejos se necesitan para juntar tantas cosas a la vez, en tan poco tiempo.
Lo que no me cabe duda es que tenemos a un fotógrafo con “mucha suerte” y como la suerte no se prodiga entre los menos avispados (eso me dijo un técnico de la TV brasileña), tenemos que sacar, como conclusión, que nuestro fotógrafo es un fuera de serie.

Excelente composición, que tú la describes perfectamente. Técnicamente hubiese mejorado, un poco, si se hubiese utilizado el revelado por zonas. Si te fijas, en la dama y en el político, los trajes están demasiado negros, con falta de contraste. Eso técnicamente, en TV, se llama bajo nivel de pedestal de negros.

Un abrazo.
¿Conoces la “SALA DE JUEGOS” que acabo de abrir en el foro?

José Del Moral De la Vega dijo...

Querido amigo Pepe Aranda: Tu criterio siempre es genial y, en este caso, además, lo has adornado con tu sensibilidad social, y nos has traido ese poemita precioso. Aquí están, como tú has visto perfectamente, las dos Españas. Creo que esta foto tiene más información que todo un compendio de historia.
Muchas gracias por tu visita y tu comentario.
Un abrazo