lunes, 22 de marzo de 2010

¿CARTEL DE CARTIER-BRESSON?


Fotografía de un joven en Villanueva de la Reina (Jaén, España), en septiembre de 1961

Querido amigo Pepe Aranda: Te escribo con premura porque he encontrado nuevas pruebas que quizás sean decisivas para confirmar las posibles visitas de Cartier-Bresson a Villanueva de la Reina (Jaén, España) a mediados del pasado siglo.
Hace unos meses, encontré en este pueblo una fotografía que parece estar llena de símbolos de la juventud española en la Dictadura. Y el otro día, con motivo de un viaje a Sevilla, entré en una librería de lance y descubrí un libro que llamó mi atención; pero lo que no me podía imaginar era que dentro, bien doblada, había una cuartilla azul escrita por dentro. Era un telegrama que decía:

Octubre, 1961.
¡¡¡CONFIDENCIAL!!!
Dionisio ha conocido a Schlesinger. Peligro información a Kennedy. Necesario cartel turístico sobre jóvenes españoles. Proponer Cartier-Bresson. Encargo urgente a Ministro de Información.
SS.

Amigo Pepe Aranda, –¡un telegrama del Servicio Secreto de Franco!–
Investigado el texto, mira estos apuntes que he recopilado: Es un hecho histórico que a finales de los años cincuenta, Dionisio Ridruejo, falangista crítico con el general Franco, travó amistad con Arthur Schlesinger, un asistente especial del presidente Kennedy, que sabemos aconsejó a éste para que rehusase aceptar la visita que el Generalísimo le hizo al ser elegido presidente de los EE.UU. Por otra parte, el telegrama habla de un cartel que debería hacer Cartier-Bresson sobre los jóvenes españoles.

Querido amigo, fíjate en la relación de lo anterior con la foto que he encontrado en Villanueva. Aparentemente, ésta no es más que el retrato intrascendente de un muchacho. Físicamente, el joven es todo un modelo –joven, guapo, fuerte…–su cara es la felicidad personificada–. Delante de él, a su alcance, varios objetos: un tablero de ajedrez –instrumento para ejercitar la inteligencia–, el diario ABC –prueba de la información libre que recibían los jóvenes–, un transistor –el medio de comunicación más moderno del momento– y el periódico deportivo MARCA –¿un arma potentísima contra las concupiscencias de los jóvenes?–.
El mensaje de esta foto, en aquella época, no parece dejar lugar a dudas: en la España del general Franco, los jóvenes son guapos, fuertes, felices, viven en la modernidad y están bien informados.
Querido amigo Pepe Aranda: ¿Sería este retrato el que debería haber hecho Cartier para un cartel de propaganda política del Régimen, en una de las visitas que realizó a Villanueva? Para mí, esto es una joya que solo la pudo componer un genio del arte y la psicología. Tu estudio sobre las características técnicas de esta fotografía será fundamental para seguir la pista a Cartier-Bresson por Andalucía.

Texto de José Del Moral De la Vega. Imagen del libro Protagonistas de un Mundo Rural

12 comentarios:

Fco. Manuel dijo...

Querido Pepe, como siempre no cabe más que felicitarte por tu trabajo de investigación y esa tenacidad digna de admiración. Me encanta ese ambiente de intriga que has creado alrededor de un personaje que muchos consideran como el padre del periodismo gráfico por convención.

Es posiblemente el reportero gráfico más famoso, el padre de la teoría del momento decisivo: el instante exacto en el que un momento antes o después la fotografía perdería su significado. Creo que coincidirás conmigo en esta reflexión.

En fin, para mí, y en mi humilde opinión, no hay duda de que ese disparo fresco e inmediato tuvo que ser suyo.

José Del Moral De la Vega dijo...

Querido Fran, me alegra que coincidas conmigo; y tu opinión, muy objetiva, me da ánimos para continuar con esta tarea lenta y sacrificada, pero que parece estar dando sus frutos.
Un abrazo

Bernabé Arévalo dijo...

Hola Pepe, paso a paso , sigues tras la huella del escurridizo Cartier - Bresson, cuando casi lo acaricias con los dedos, desaparece para volver a dejar su rastro.

Te animo en tu tenaz e incansable busqueda, que nos ilustra a todos los que nos haces participar de ella.

Pruebas son hechos , y por tanto a la pruebas que adjuntas me remito, yo comparto tu opinion , el insigne fotografó paso, disfruto y se enamoró de Villanueva.

Un abrazo

Pepe Aranda dijo...

Amigo Pepe del Moral. Envidia sana es la que te tengo. No me cabe la menor duda que tus dotes investigadoras se merezcan estos hallazgos y…mucho más.
Es evidente que es una gran fotografía, muy bien preparada. Con una luz lateral que busca el ángulo preciso para que todo se vea con claridad y evitando los “flash-azos” que originan las fuertes sombras. Todo parece “sencillo” y natural pero tenemos una composición digna del mejor publicista.
Examinemos:
¿Por qué nos pone a un chico en lugar de la tradicional mujer guapa y sonriente? Es evidente que para la guerra, desde la perspectiva de un “general del ejercito español”, se prefiere a un chico atlético y “guapo” (esto último tendremos que consultarlo a tus buenas amigas que visitan el blog).
¿Por qué los periódicos Marca y ABC? Es curioso cómo el Marca lo coloca bien abierto. Otra vez la propaganda del deporte como gancho para los chavales. El ABC, de manera subliminal, nos ofrece las doctrinas del régimen.
El ajedrez y el transistor están cómo signo de la “intelectualidad” y progreso. Todo ello perfectamente encuadrado y colocado “cómo el que no quiere la cosa”.

La fotografía, técnicamente, no me cabe la menor duda que, corresponde a un gran MAESTRO ante el cual me quito el sombrero. Si pudiéramos preguntarle directamente a Cartier Bresson, estoy convencido, que dudaría de que no fuera suya.

Pepe, gracias por sorprendernos con tus investigaciones-aportaciones, tan valiosas, para los que somos aficionados al arte de la fotografía.

Un fuerte abrazo. Pp

José Del Moral De la Vega dijo...

Querido Berna, realmente es estimulante recibir apoyo moral, como el tuyo, para recargar pilas y continuar buscando pruebas que confirmen la presencia de este ártista en Villanueva -"el retratista" le llamaban en el pueblo-
Un abrazo

José Del Moral De la Vega dijo...

Querido amigo Pepe Aranda: anoche respondí a tu comentario, pero los duendes de la Red no han permitido su aparición.
Lo que te decía era que el análisis que has hecho me parece, como siempre, impecable: has elegido las variables fundamentales de la fotografía, y las has estudiado en profundidad y con rigor.
Realmente, sin tu aportación, no se podría avanzar en esta investigación que empieza a ser todo un thriller.
En cuanto tenga una nueva pista te la enviaré.
Muchísimas gracias.
Un fuerte abrazo

Carla dijo...

Que buen trabajo de investigación! Me gustó leer este artículo, es atrapante!

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias Carla, por tu visita y tu amabilidad.
Realmente, siempre que hablo -escribo- con una persona latinoamericana, me sorprendo.
¿Te has inventado la palabra "atrapante"? En cualquier caso, me encanta.
Un abrazo

BEATRIZ dijo...

Pepe,
Yo no tengo conocimiento de los datos históricos y en el arte de la fotografía soy neófita, en todo caso tu crónica de investigación es de gran valor.
Un abrazo.

Carla dijo...

Creo que existe esa palabra José jaajaja. Es realmente muy bueno siempre leerte.

angélica beatriz dijo...

Querido José,

¡Me ha impresionado mucho tu relato! Mira que tener la suerte de encontrar ese telegrama dentro del libro que compraste, es algo que no sucede todos los días, o más bien, nunca en la vida.

Me llama la atención la iluminación de la fotografía, porque puedo "sentir" hasta la textura de la pared, del sillón y de la profundidad de los elementos en la imagen.

Muchas gracias por estos escritos tan interesantes, José. Siempre espero las fotos de Cartier-Bresson que tan amablemente nos compartes.

Un beso.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias, Beatriz, por tu visita. Seguiré trabajando en este tema porque parece apasionante.

Carla, sigue enriqueciéndonos con esas palabras tan llenas de vida de tus narraciones.

Cuando uno va buscando algo, Angélica, termina por encontrarlo. Jung decía que es uno mismo "el que lo crea". No sé, quizá algún día la física cuántica nos desvele la duplicidad de mundos y esas cosas...
Muchas gracias por vuestra visita. Un abrazo