jueves, 29 de julio de 2010

Arqueología del mundo rural ordenada en el calendario: julio


En los pueblos rurales españoles, durante el mes de julio, toda la atención estaba puesta en la trilla de las cosechas de cereales y leguminosas.

La gran función –dramática– del verano, además de grandes actores, tenía su escenario propio: la era. Y de cuanto allí se escenificaba, nada tan bello y atrayente como la trilla –Del libro “Voces del campo”–

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

4 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Hermosas palabras, querido José. Como un poema de vida en el amanecer de la naturaleza.

¡Cuánta riqueza acumulada en las tiernas historias del campo!

Gracias, José.

Un beso y un abrazo desde México.

Carla dijo...

Maravillosas letras José! Me encanta pasar y leerte!

José Del Moral dijo...

Muchas gracias por tu visita y tus palabras, Angélica.
De esas escenas -aunque yo era muy niño- fuí testigo. Y no pocas veces me dejaron subirme al trillo, y te puedo asegurar que la emoción que se sentía era inmensa.
Un abrazo

José Del Moral dijo...

Eres muy amable, Carla.
Voy a ir colgando un post por cada mes del año, y voy a utilizar palabras e imágenes de la cultura del mundo rural, ese alfar en el que se empezó a cocer lo que hoy somos.
Un abrazo