domingo, 26 de septiembre de 2010

La pintada, una joya de Extremadura


Pechuga de pintada extremeña a la miel de las Villuercas (Receta original y diseño de Pedro Camacho, Jefe de cocina del Parador de Zafra, experto en la cocina de la pintada extremeña)

Para mi amiga Mclaudia,
que se ha empeñado en
convertirse en cocinera


Comer es algo más que nutrirse, y la comida no es sólo un alimento.
Entre las primeras órdenes que aparecen en el Génesis, está la de comer; y por la forma de obtener los alimentos y de prepararlos hemos llegado al nivel de desarrollo que ahora disfrutamos. No es extraño, pues, que la historia, la ciencia, el erotismo... y hasta la mística, estén relacionados con la gastronomía, y quizá por ello, todo lo que rodea a la cocina tiene un altísimo interés en el desarrollo de cualquier comunidad.
Cuando se instaló en París el primer restaurante –Le Boulanger–, comenzó una “Competición Europea de la Buena Mesa” en la que los franceses casi siempre han ganado; pero desde no hace mucho los campeones son españoles, y en ese equipo destacan los extremeños, que además de su ingenio cuentan con unos alimentos excelentes, entre los que se encuentra el ave conocida como “Pintada”, cuya forma de ganadería extensiva –al aire libre de Extremadura–, la hacen única en Europa.
La gastronomía de Extremadura es todo un lujo de sabores, olores, colores, armonías...–creatividad en estado puro–; y los platos de pintada extremeña son un manjar para el disfrute de los que visitan esta tierra.


Pedro Camacho

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

6 comentarios:

Matilde dijo...

MMMMMMMH!
¡Parece riquísma!
¿Más que el retinto?¡Imposible!
Habrá que ir a verificarlo.

Carla dijo...

Que rica imagen!!!!
Muy interesante tus comentarios José! Siempre es muy bueno leer tus reflexiones.

Mila dijo...

Qué buena pinta la pintada... jejeje salu2
Mila

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias, Matilde, Carla y Mila, por vuestra visita ¿Os imagináis cuando por fin se haga realidad "El Mundo Feliz" que soñó Aldous Huxley, y podamos saborear platos como ése desde el sillón de nuestro despacho?
Bueno, mientras tanto, lo mejor es ir al Parador y dejar que Pedro Camacho nos haga disfrutar con sus recetas.
Un abrazo

BEATRIZ dijo...

Ay no la conozco, pero se ve deliciosa.
La primera vez que visite Nerja, pude apreciar algo de la cocina españo-mediterránea, me gustó mucho, esta ultima vez, no pudimos apreciar igual, anduvimos de un lado a otro y con los peques, comimos más amburguesas que viviendo aquí,jejeje...sí, es una vergüenza.
Pero disfruté de los churros con un chocolate muy espeso en Sevilla. En Madrid, las tapas, en Málaga una patatas gigantes rellenas de un montón de cosas. La verdad esta vez la experiencia gastronómica fue casual, pero rica.

Saludos Pepe.

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Ay, amiga Beatriz! No sabes cómo nos duelen a los españoles esas "regulares" experiencias turísticas por España. Por favor, si otra vez lo haces -esto lo extiendo a todos los amigos de fuera de España que pasáis por este blog- pide ayuda, y en función de lo que deseéis conocer de España, el presupuesto que tengáis, los días de que dispongáis...- os hacemos un programa -seguro que váis a disfrutar mucho más y os váis a ahorrar mucho dinero-
La blogosfera debe ser para algo más que para virtualidad.
Un abrazo