miércoles, 21 de abril de 2010

LA DEHESA ARBOLADA SE MUERE (La muerte silenciosa de los árboles, “la Silenciosa”) 6*


Fig. 1. Adultos de C. welensii. La utilización de trampas para capturar adultos evita que muchas hembras sean fecundadas.

*Debido a la extensión de este tema, se presenta en sucesivos spots con el mismo título, y numerados de forma correlativa.

Descubrir un procedimiento biológico para disminuir la población de Cerambyx welensii que forma plaga en las dehesas arboladas, ha sido fundamental para poder conservar este agrosistema que, en palabras de la FAO es “uno de los bienes más preciados de la humanidad”. La utilización de trampas con cebos alimenticios lo ha hecho posible.
Realmente, los daños de este insecto en los árboles de la dehesa son considerables, pero no tanto porque el número de insectos sea muy grande, sino porque durante mucho tiempo (de 3 a 5 años) permanece dentro del tronco construyendo galerías.
La época en que la mayoría de los adultos de C. welensii salen del tronco es corta (junio-julio) (Fig. 1)
La fabricación y colocación de las trampas para atraer a los adultos del insecto es sencilla.
Este procedimiento biológico de trampeo de adultos, al evitar la puesta (Fig. 2) de las hembras capturadas, y de que muchas de ellas sean fecundadas, es muy eficaz para disminuir las plagas del insecto.



Fig. 2. Huevos de C. welensii. La captura de adultos del parásito disminuye de manera importante las puestas del insecto.

Texto y figuras de José Del Moral De la Vega