domingo, 26 de septiembre de 2010

La pintada, una joya de Extremadura


Pechuga de pintada extremeña a la miel de las Villuercas (Receta original y diseño de Pedro Camacho, Jefe de cocina del Parador de Zafra, experto en la cocina de la pintada extremeña)

Para mi amiga Mclaudia,
que se ha empeñado en
convertirse en cocinera


Comer es algo más que nutrirse, y la comida no es sólo un alimento.
Entre las primeras órdenes que aparecen en el Génesis, está la de comer; y por la forma de obtener los alimentos y de prepararlos hemos llegado al nivel de desarrollo que ahora disfrutamos. No es extraño, pues, que la historia, la ciencia, el erotismo... y hasta la mística, estén relacionados con la gastronomía, y quizá por ello, todo lo que rodea a la cocina tiene un altísimo interés en el desarrollo de cualquier comunidad.
Cuando se instaló en París el primer restaurante –Le Boulanger–, comenzó una “Competición Europea de la Buena Mesa” en la que los franceses casi siempre han ganado; pero desde no hace mucho los campeones son españoles, y en ese equipo destacan los extremeños, que además de su ingenio cuentan con unos alimentos excelentes, entre los que se encuentra el ave conocida como “Pintada”, cuya forma de ganadería extensiva –al aire libre de Extremadura–, la hacen única en Europa.
La gastronomía de Extremadura es todo un lujo de sabores, olores, colores, armonías...–creatividad en estado puro–; y los platos de pintada extremeña son un manjar para el disfrute de los que visitan esta tierra.


Pedro Camacho

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

lunes, 20 de septiembre de 2010

Sueño con Esther en Connecticut

Esther Steenbergen y Eric Calmes. Teclado marfil, de Juan Pablo Dobal


Después del concierto los encuentro en la barra del bar. Eric Calmes y Enrique Firpi, muy borrachos, están discutiendo sobre el efecto Coriolis en los cuartos de baño de los hoteles de la Costa Este. Riendo, Esther me hace sitio junto a ella. Le digo “Sólo tenemos esta noche en Bridgeport, mañana cada uno volverá a estar por su lado”. Entonces ella aparta su cuerpo de la barra, deja la copa con la que estaba jugueteando, y con infinita suavidad… me despierto.

Texto: Diego

domingo, 12 de septiembre de 2010

Arqueología del mundo rural ordenada en el calendario: septiembre


Trilladora en plena tarea. Escena que se hizo habitual en las eras de los pueblos rurales españoles a partir de los años cincuenta.



La trilladora… se llevó románticas estampas… Carros, trillos, herramientas, bestias y arreos. Mañas y destrezas, que hacían viva la era y urdían gozoso el poema del verano, desaparecieron.
(arreo.- Adorno que se pone a las caballerías)

–Del libro “Voces del Campo”–

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

sábado, 4 de septiembre de 2010

EL ACEITE DE OLIVA



La vida, en síntesis, no es más que un ir y venir de la energía a las moléculas, de la radiación a la materia. El aceite de oliva es una parábola de esas metamorfosis, en cuya esencia queda mucho recuerdo de la luz primera, y por ello, antes que el sabor o el olor, nada hay tan propio a él como el brillo.
Por Villanueva de la Reina, en los meandros que el río Guadalquivir va formando entre La Campiña y el zócalo de Sierra Morena, se producen los mejores aceites del mundo, y desde antes de Cristo, muchas de las cántaras del Monte Testacio se llenaron con ellos para colmar las exigencias de emperadores y pontífices romanos.
El flavor de estos aceites es único, y al saborearlos se vive el milagro de captar unos aromas indescriptibles, justo los mismos que impregnan las orillas y juncales por donde el Guadalquivir pasa.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega