domingo, 30 de diciembre de 2012

Ciencia y religión, dos vías a un mismo lugar (Higgs, su Bosson, y san Juan)

El camino es, probablemente, la metáfora perfecta del sentido de la vida


El físico Higgs, descubridor del Bosson, ha dicho: "soy agnóstico, pero entiendo que ciencia y religión son perfectamente compatibles".
Hay muchos que dan a la religión un sentido mágico y, por ello, cuando la ciencia hace un nuevo descubrimiento comprueban que la magia solo es truculencia, y la religión se les disuelve; pero cuando la religión es, entre otras cosas, una contemplación humilde y emocionada del Universo, los descubrimientos científicos son más leña para avivar ese fuego del que nos habla Teresa de Ávila y Juan de la Cruz.
La  física nos descubre el camino desde la energía a los elementos. Desde ahí a la piedra se encarga de explicarlo la química, la biología lo hace desde la piedra a la vida. La antropología nos describe las fases que van de la vida al grito, y la filología lo hace desde el sonido al signo –las palabras–, símbolos con los que construimos la ciencia, hacemos las leyes y componemos poemas –la técnica, el derecho y el arte–. 
La ciencia nos ha explicado el trayecto de la energía desde el Bosson de Higgs a la vida; pero desde esta a la poesía, lo que aparece es un camino inverso al del Bosson, son los átomos los que se transforman en palabras, ideas carentes de materia y capaces de crear.
Dice Juan (Cap. 1, vers.1-2): In principio erat Verbum et Verbum erat apud Deum et Deus erat Verbum… (En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios…)

Texto e imagen originales de José Del Moral De la Vega

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La alegría nace en Nochebuena



La Nochebuena es, para los cristianos, la llegada de Dios a la tierra, y para cualquiera, esta noche es el recuerdo del punto inicial de nuestra civilización.
Este acontecimiento nos llega repleto de datos históricos y de matices tradicionales, de los cuales surgen ideas sobre muchas cuestiones que van desde los valores humanos, como la humildad, hasta actitudes sociales, como el sentimiento ecológico; pero la emoción  más frecuente que  miles de generaciones han sentido ante la Nochebuena es la alegría.
Ahora, los neurocientíficos nos descubren lo que la gente sencilla ya había intuido hace miles de años: que con el sentimiento de alegría la persona es dichosa, incluso en medio de los mayores problemas.
¡Que la Nochebuena sirva para recordarnos que la alegría nos salva!

La Nochebuena despierta la alegría, y de ella, espontáneamente, surge la canción de Navidad, que en España llamamos villancico. La interpretación de esta Holy Night es verdaderamente emocionante. Al escucharla, uno se imagina estar ante un coro de ángeles, y Picasso decía:  Todo lo que puedas imaginar es real.
 Texto e imagen originales de José Del Moral De la Vega

martes, 4 de diciembre de 2012

LA CONTEMPLACIÓN COMO POSTURA CIENTÍFICA

Los sonidos de los instrumentos, traducción de un mensaje abstracto de signos garrapateados en un papel, se transforman en nuestro cerebro en millones de moléculas que nos excitan y emocionan, evidencia de que materialidad y espiritualidad son como un trayecto cósmico de venida y vuelta, dos caras de una esencia que no conocemos.


A mi amiga Pepa, que trabaja en los conflictos de mentes y cerebros para recomponer  fronteras y pactos con los demás o con uno mismo.


Muchas de las hipótesis sobre mente y cerebro que esbozaron Pauli y Jung son ahora traídas, de la mano de la física cuántica, a lo que todavía nos parece fantasía, y que antes que la ciencia nos lo haya contado, lo hicieron los poetas, lo que confirmaría la profecía: Cuando un día los científicos estén cercanos a las puertas de la Verdad, les saldrán al encuentro los poetas.

Somos energía, aire, agua y tierra que en millones de años llegaron a ser cuerpos y a los que un día les brotó la palabra, y con ella la mente y el pensamiento, y de este la poesía, la ciencia y la canción. 

Y la melodía, formada por ondas intangibles, se hace de nuevo materia en mi cerebro, millones de moléculas que en los sistemas neuronales me excitan y emocionan, y me hacen mirar a lo alto, justo a un punto, Altísimo, donde solo parece haber luz.



Magnífico concierto para trompeta, de Hummel, en el cual el solista español Manuel Blanco, un joven de Ciudad Real, confirma la expectación que está causando en los ambientes musicales internacionales.

Texto e imágenes originales de José Del Moral De la Vega

lunes, 12 de noviembre de 2012

Úbeda, para reflexionar contra la crisis


La arquitectura renacentista, como una manifestación más de la lógica que todo lo impregnaba, es simetría, y hasta las sombras de los elementos parecen estar calculadas con plomada, cartabón y escuadra. Pasear por las calles de Úbeda y contemplar sus edificios es como sumergirse en aquel formidable ímpetu que caracterizó la adolescencia de nuestra cultura.


Occidente está sumido en un gran pesimismo por la crisis, más que económica, de pérdida de confianza en las instituciones, de falta de claridad en los objetivos de desarrollo y de inversión de muchos principio morales.
Hasta la Edad media, el hombre vivió unido a Dios por el cordón umbilical de la fe, y toda su actividad estuvo proyectada a la otra vida. Los quehaceres  diarios, como el trabajo, el comercio o la política solo servían para sobrevivir, pero no interesaban, y el arte estaba dirigido a motivos exclusivamente religiosos. Igual que un bebé solo ve la cara de la madre que le cuida y alimenta, el hombre, hasta el Humanismo, tenía toda su vida depositada en manos de Dios.
En el siglo XIII, Santo Tomás descubre que no solo la fe es un instrumento para descubrir a Dios, también sirve el juicio, y cuando el hombre utiliza la razón y lo busca a su alrededor se topa con la naturaleza, y su asombro es igual al de un niño que empieza a andar, se suelta de la madre y se sumerge en el ambiente. A partir de ese momento, los clérigos, que eran depositarios de la verdad, son sustituidos por Dante, Petrarca, Bocaccio, etc., que ahora la traen por medio de la literatura, y de su mano regresan a los griegos y al silogismo aristotélico.
–Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo –había sentenciado Arquímedes. Y los humanistas descubrieron ese punto de apoyo mágico: la lógica de Aristóteles. Con ella, la observación de la naturaleza permite expresar los fenómenos mediante fórmulas matemáticas, y el embrión de la ciencia ya aparece nítido con Galileo (s. XVII).
Desde el siglo XIII al XVII el hombre experimenta una profunda metamorfosis. Con la fe y la razón se siente re-nacer, la vida teocéntrica es sustituida por otra antropocéntrica, y el hombre, que se protegía de la naturaleza cubierto por la sombra divina, ahora se guía por la proyección de esa sombra en la naturaleza para llegar a Dios, con lo cual el vivir pasa de cumplir un sistema de normas (deber), a descubrir los misterios de la naturaleza (ilusión) –parece incuestionable que la cultura avanza más por la ilusión que por el deber–. Probablemente, ese momento cultural no haya sido superado por ningún otro en la historia de la Humanidad.
Desde Nietzsche y su influenciada Escuela de Frankfurt hasta los movimientos ecologistas actuales, las más importantes propuestas para el progreso de la sociedad son enormemente pesimistas, y el resultado de algunas de ellas se evidencia en la vulgaridad desinhibida e insolente que muestran muchos de los medios de comunicación.
A la crisis cultural se añade en estos momentos la económica, y mientras que los políticos centroeuropeos apuestan por el deber como solución, el pensador Habermas lo hace por la ilusión, y propone una vuelta al Humanismo, convencido de que si al final del medievo este condujo a Occidente a su “re-nacimiento”, quizá ahora consiga la resurrección del estado al que nos ha conducido la modernidad  –paradójicamente, regresar es una acción que, en algunas ocasiones, conduce al progreso–.
De todas las manifestaciones artísticas del Renacimiento, probablemente sea la arquitectura la que mejor nos ayude a valorar el pálpito de ese momento, y Úbeda es una de las ciudades más bellas para bucear en el hondón de aquella cultura. Pasear por esta ciudad podría ser un camino para recuperar la ilusión perdida.
Texto y figura de José Del Moral De la Vega

jueves, 1 de noviembre de 2012

La exaltación de lo particular, un peligro para los europeos

El nacionalismo es, antropológicamente, el seguidismo de lo tribal basado en lo puramente reptiliano que duerme en el hombre, en detrimento de lo racional.


A finales del siglo XV, los Reyes Católicos fundan el primer Estado europeo (Ortega, 1933). Cinco siglos después se pone la primera piedra de lo que llegará a ser la UE, una unión de países construidos sobre una cultura común de origen greco-romano y cristiano (Humanismo), pero que contempla y preserva  las particularidades  de las distintas regiones que integran los Estados que la componen.
Los europeos somos libres de orientar nuestro destino, pero exaltar las particularidades culturales de las regiones europeas en detrimento de los valores comunes de la Unión conducirá, antes o después, a la transformación de numerosas  regiones –Cataluña, Vascongadas, Flandes, etc.– en Estados, de manera que siendo el interés principal de la UE la cohesión de los pueblos que la componen a fin de ser un potente eje de progreso, con esta deriva, Europa se perderá en particularismos y perderá eficacia en su competición con las otras zonas de desarrollo mundial.
¿Ganaría con este “experimento” el pueblo europeo? No es fácil predecirlo, pero quien indudablemente sí ganaría sería  la casta de los políticos, que tendrían así una magnífica razón para justificar su “dificilísimo” trabajo y, consecuentemente, los privilegios inherentes a su colaboración;  y los políticos nacionalistas, además, serían considerados unos héroes por sus comunidades, aunque fueran conducidas por estos a la catástrofe social.



Es muy probable que el tremendo costo económico de las experiencias nacionalistas en la UE  no serán pagadas por los dirigentes que las promueven, sino por los segmentos más desvalidos de la población.

Texto e imágenes de José Del Moral De la Vega

jueves, 25 de octubre de 2012

El aire que cura las enfermedades (II)

Croquis realizado a principios del siglo XVII por Ximena Jurado en el que se localiza la ermita de Santa Potenciana e Iliturgi junto a uno de los meandros del Guadalquivir cercano a Villanueva de la Reina (Andalucía). En este lugar, desde hace más de veinte siglos, se han producido una extraordinaria cantidad de fenómenos antropológicos importantes.


Los meandros del curso medio del Guadalquivir tienen una altísima concentración de iones con propiedades curativas, capaces de neutralizar los radicales libres nocivos que hay en el aire. Algunos de esos meandros están poblados de eucaliptos, un árbol que llegó a España en la época Victoriana de la mano, principalmente, de misioneros españoles en Australia.
El eucalipto, a pesar de ser denostado por determinados grupos de opinión, tiene unas excepcionales cualidades:  produce sustancias de interés farmacológico y cosmético, genera extraordinarias cantidades de polen –es el árbol que más rendimiento da a la producción de miel–, es un extraordinario fijador de CO2 y, consecuentemente, generador de O2, la sustancia fundamental de los animales –en términos de estricta ciencia biológica, la vida no es otra cosa que una cadena de electrones al oxígeno–, pero sobre todo es un árbol depurador del ambiente, no solo porque absorbe y transforma el gas tóxico monóxido de carbono (CO), sino porque su follaje fija peligrosísimos elementos tóxicos como cadmio, plomo, níquel, etc.  
Esas cacterísticas, alta concentración en el ambiente de iones con propiedades curativas, alto nivel de O2, y un aire depurado de elementos tóxicos, hacen que los meandros del Guadalquivir con eucaliptos sean una especie de sanatorios ambientales contra enfermedades somáticas y psíquicas.
Pasear por uno de estos meandros es como entrar en un lugar salvífico donde se curan enfermedades y tristezas; y es casi seguro que llegará un día que se venderá embotellado, y muy caro, el aire del meandro del Guadalquivir donde está Santa Potenciana. 



El eucaliptal existente actualmente junto a la ermita de Santa Potenciana (Villanueva de la Reina) se puede considerar un auténtico sanatorio contra las tristezas del alma y las miserias del cuerpo.

Texto e imágenes de José Del Moral De la Vega

lunes, 22 de octubre de 2012

El aire que cura las enfermedades (I)

Los meandros del Guadalquivir en Villanueva de la Reina (Andalucía) tienen unas características ambientales especiales. En uno de ellos, junto a la antigua ermita de Santa Potenciana, se han sucedido una extraordinaria cantidad de fenómenos antropológicos.


En los procesos orgánicos de los humanos se producen unas sustancias, denominadas radicales libres, que son muy peligrosas para la salud al provocar una serie de alteraciones tales como envejecimiento precoz, depresión, alergias, cardiopatías y, lo más peligroso, cáncer.
En estos procesos naturales aparecen, también, unos “exaltadores del mal” o elementos perniciosos, y unos “correctores” o elementos buenos que se conocen como antioxidantes. Entre los primeros se encuentran: grasas saturadas, contaminación, radiaciones, determinadas sustancias químicas, drogas, etc, y entre los segundos están algunas vitaminas, resveratrol (en el vino), selenio (en el pulpo), flavonoides (en la granada), etc.
Para suerte del hombre, dentro del grupo de los elementos defensores de la salud existen, además de los citados anteriormente, unos iones “buenos” cuya presencia está en el ambiente, aunque no todos los ambientes tienen igual cantidad de ellos –en el interior de una casa su concentración es de unos 100/cm3, mientras que a la orilla de un río se contabilizan unos 70.000/cm3
Es cierto que nuestros abuelos  experimentaban que a la orilla de un río, en una montaña, dentro de un bosque, se tiene una sensación de bienestar; ahora conocemos, científicamente, las razones que mejor pueden explicar el fenómeno.  
En el curso medio del Guadalquivir, por Villanueva de la Reina, el río traza una serie de meandros por los cuales la corriente discurre rapidísima o remansada, y donde aparecen zonas de sedimentación llenas de una vegetación lujuriante. En uno de estos lugares está el Batán de Santa Potenciana, un espacio que hoy podemos asegurar, con argumentos de la física, que ayuda a curar las enfermedades del cuerpo y del alma, y donde a lo mejor no es por casualidad que, desde hace más de veinte siglos, aquí se han sucedido extraordinarios fenómenos antropológicos.



En mitad del Guadalquivir, frente a la antigua ermita de Santa Potenciana, existe un batán que ha desafiado la corriente del río durante cientos de años. Encastrada en sus paredes, una lápida proclama que en sus inmediaciones estaba Iliturgi, afirmación que coincide con el lugar que señala Antonino para esa ciudad en el itinerario romano entre Córdoba y Cástulo. 
Texto e imágenes de José Del Moral De la Vega

jueves, 11 de octubre de 2012

De lo infinito a la belleza

El científico actual se asombra al desvelar el poder de una planta para transformar lo infinito en finito, pero mucho antes, el labrador descubrió que esa planta era bella, y nada más. ¿Será tan  valiosa la eficacia como la belleza, o serán dos caras de la misma esencia?


La planta, merced a su DNA, cambia lo infinito de la naturaleza –el aire, el agua, los minerales y la luz– en materia finita. La vaca se nutre de la planta,  el hombre se come a las dos, y el alimento se transforma en pensamiento, palabra y hechos buenos o bellos que nos emocionan, sin que alcancemos nunca  a descubrir cuánta es su energía ni a dónde irá esta a parar. 


La maceta que ha colocado mi hermana al borde del mirador del jardín, con el sol de las once haciendo sombras en la cal de la pared, crea un cuadro que emociona ¿De dónde vendrá y adonde irá esta belleza sencilla y gratuita del patio de mi casa?

Texto y figuras de José Del Moral De la Vega

martes, 25 de septiembre de 2012

NACIONALISMOS


El nacionalismo es un fenómeno social aberrante que engrandece a los líderes nacionalistas y “aborrega” al pueblo que se deja engañar.

Todo aquel que opine que el hecho inevitable y trivial de haber nacido en un determinado país y de pertenecer a tal raza es un privilegio singular y un talismán suficiente, no puede ser calificado de otra manera que de mental y moralmente tonto.

Borges


Actualmente, el nacionalismo en Cataluña es una cuestión que divide a sus habitantes y crea desasosiego, sensación que se extiende al resto de España y exacerba la preocupación económica que afecta hoy a toda Europa.
Hay muchas personas que piensan que el nacionalismo es la reacción natural de un pueblo que ha sido sometido por otro. Esa puede ser una razón que interviene en el fenómeno, aunque la mayoría de las veces no es la principal, y casi siempre es una razón “manipulada”.
¿Cuál es la génesis de este fenómeno y cómo afecta a las personas de aquellos lugares donde se produce?
En la primera mitad del pasado siglo, el profesor Maslow desentraña las necesidades básicas y comunes a todos los hombres, entre las cuales se encuentra la de pertenecer a un grupo, a una cultura: los de un lugar, una religión, un idioma, un folclore… -los míos, mi tribu-. Y el lugar, la religión, el idioma, el folclore… se convierten en símbolos que caracterizan a los miembros de la tribu y con los cuales estos se identifican.
Y así parece ser como el hombre de cualquier cultura se convierte en un “Homo tribalis” con un subconsciente colectivo, cuyo dogma es: Somos únicos, nuestra cultura es la mejor. Dogma que, una vez establecido, en caso de conflicto se sitúa por encima de cualquier código de carácter ético, estético y religioso, y hace que los individuos que componen la tribu estén fuertemente cohesionados, formando como un solo ser frente a los individuos de otra tribu, y por lo cual se mitifica el origen de la tribu, se exaltan los hechos gloriosos y se silencian o se distorsionan los hechos vergonzosos.
El sentimiento tribal es un fenómeno antropológico, común a todos los hombres, y por tanto normal, pero si se exalta, lo que aparece es el nacionalismo.
Desde el siglo XX conocemos la génesis del nacionalismo y su estructuración en símbolos, y Freud y Jung previnieron contra el peligro que supone el conocimiento y manejo de estos símbolos de manera interesada y falaz. El peligro anunciado se produjo. A comienzos del siglo XX aparecieron líderes políticos –nacionalistas– que manejaron sin escrúpulos el dogma central de la tribu: “Tu formas parte de la mejor tribu del planeta”. Hitler les dice a los alemanes: la raza Aria, a la que pertenecéis, es la raza Herrenvolk –la raza de los señores– y como tal debéis señorear al mundo. Y de forma taumatúrgica, una gran parte del pueblo más instruido de Europa, en aquel momento, fue capaz de participar en el crimen más abominable organizado por un Estado.
El nacionalismo, en la búsqueda obsesiva de su diferenciación con lo próximo, huye del mestizaje y se instala en la pureza de lo endogámico, y eso, además de aberrante, genera xenofobia en los de dentro y odio en los de fuera.
En Europa, y particularmente en España, hay líderes políticos nacionalistas que tratan de conseguir y mantener el poder convirtiéndose en figuras simbólicas –tótem– de su tribu, a base de exaltar sus particularismos y encanallar a su pueblo contra un supuesto enemigo –el vecino–, al que se presenta como un peligro que quiere destruir la tribu, por lo cual,  una de las fullerías de los gobernantes nacionalistas, en España, es exigir “lo imposible” al gobierno central; con ello se exaltan los sentimientos tribales y se genera el odio de las demás Comunidades, fenómeno que se produce actualmente.
Ortega, en el pasado siglo, y ante el mismo problema, argumentaba que responder a los nacionalistas con el odio o el desprecio es hacerles el juego, y otorgarles lo que “exigen” es alimentar lo diferencial que ellos pretenden.
Catalanes y españoles tienen que aprender a respetar lo que les diferencia y a laborar por lo que les une, teniendo muy presente que los canallas poderosos siempre estarán detrás de la exaltación de lo diferencial.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega 

lunes, 17 de septiembre de 2012

UN CONCIERTO CON MENSAJE, EN SABADELL


Los músicos, capaces de transformar unas frotaciones, unos golpes o unos soplidos en sonidos bellísimos y emocionantes, son un ejemplo de que en el virtuosismo –la virtud-, fundamento de la aristocracia espiritual, hay un principio natural de autoridad para el gobierno de la humanidad –Humanismo-.

Escucha hermano/ la canción de la alegría/ el canto alegre del que espera/ un nuevo día.
Ven, canta, sueña cantando/ vive soñando el nuevo sol/ en que los hombres/ volverán a ser hermanos/…Es una parte de la letra del último movimiento de la novena de Beethoven, movimiento que interpreta la Orquestra Simfònica del Vallès en un vídeo que recoge el concierto. En este, realizado en una plaza de Sabadell, aparece primero un músico vestido de rigurosa etiqueta. Una niña le mira sorprendida y, como si se tratara de un vagabundo, le da una moneda. Poco a poco van apareciendo más músicos, cada uno con su instrumento, aunque vestidos de manera informal. La música suena cada vez más compleja y perfecta, y el público que hay en la plaza, cuyas caras asombradas va recogiendo la cámara, termina por rodear a los instrumentistas.
Al final del movimiento la música ha conseguido su objetivo, y en una explosión gozosa de alegría, virtuosos y espectadores, emocionados, parecen sentirse hermanos.
El vídeo, además de mostrar un concierto, es toda una lección de sociología, una propuesta de que cuando la aristocracia, la verdadera, la que está basada en los valores, el pensamiento, el arte, la ciencia, etc. se pone al servicio del pueblo, este la reconoce y admira, pudiendo surgir de ahí una forma de convivencia –la aristocracia de los valores y el pueblo- capaz de llevar a la humanidad a un mundo feliz, a ese con el que soñaba Beethoven cuando, en el siglo XIX, componía la sinfonía.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega



domingo, 26 de agosto de 2012

EROTISMO VERSUS ANIMALIDAD

 Los zapatos de tacón que usa la mujer alargan las piernas, marcan las pantorrillas y provocan una ligera inclinación del cuerpo, que exalta sus nalgas. Los zapatos de tacón -desaconsejados por médicos y fisioterapeutas–  son un poderoso elemento de la moda femenina actual.


El placer sexual es una de las causas de lo que somos, como individuos y como sociedad. En la mayoría de los animales la reproducción está auspiciada por el placer, pero en el hombre ese placer está modificado por el deseo de descubrir y por la cultura. Descubrir lo que está oculto –el misterio–, desvelar lo íntimo es un fenómeno ligado a la adquisición de la racionalidad, y en el sexo, la acción de descubrir puede llegar a ser tan placentera como el mismo descubrimiento, de ahí que la insinuación tenga tanto valor en la sexualidad. De la misma fuente de la racionalidad, del neo-córtex, también surge la cultura, por la cual todo puede ser representado por símbolos con la misma o incluso más intensidad que aquello a lo que representan. Y la insinuación y los símbolos sexuales son caminos que conducen al amor sensual, caminos cuya perfección, precisamente, definen el erotismo –aquello que estimula el amor sensual–.                                                                                                                                                                                                                                                                  
La “desanimalización” del amor físico condujo al erotismo, en el cual está el origen de algunas de las obras más sublimes de la civilización y una de las mayores fuentes de placer humano; pero actualmente, una corriente de opinión supuestamente progresista pretende eliminar el misterio y símbolos utilizados en el amor físico, con el interés de conseguir una naturalidad de la sexualidad –las clases de masturbación en los programas de educación de Extremadura y Andalucía, por ejemplo–. ¿Podría ocurrir que ese camino a una sexualidad natural condujera, muy a pesar de sus promotores, a su “animalización”? Y es que, como dice mi amigo el profesor Lorite: El hombre es un animal paradójico.

La falda que deja ver solo una parte de las piernas de una mujer, lo que realmente muestra es todo un hermoso cuerpo desnudo, que quien las contempla se imagina descubrir.


 La canción “Bésame mucho” de la mexicana Consuelo Velázquez ha sido interpretada por los mejores intérpretes, desde que se compusiera en el siglo pasado (1940). Las cadencias de los sonidos y las inflexiones de voz que la keniata Valeri Kimani le da a la canción hacen de ella una sensualísima pieza musical.
 Texto e imágenes originales de José Del Moral De la Vega

domingo, 12 de agosto de 2012

Los caminos de Extremadura


Si supiéramos valorar realmente lo que nos rodea, los rebaños de ovejas en Extremadura quizá tendrían otro valor, además del ganadero.

Caminar detrás de un rebaño de ovejas en la Campiña de Extremadura, con el calor de un día cualquiera del verano, es una vivencia en la cual los ruidos, la luz, el polvo del camino… te conducen a ti mismo, primero, y después, mucho más alto.

Texto y figura originales de José Del Moral De la Vega


domingo, 5 de agosto de 2012

La belleza de la Virgen desnuda

En la mitología, el desnudo fue utilizado por los artistas para exaltar la belleza de los personajes representados, costumbre que no fue asumida por las religiones posteriores (Escultura de Pradier).

En la naturaleza, los animales están desnudos, y la ocultación del cuerpo es un fenómeno que tiene una finalidad defensiva. El hombre descubrió el vestido para protegerse de las adversidades, y paralelamente a la evolución de su cerebro apareció el pudor, un sentimiento que le impide mostrar su desnudez a otros hombres –en el Génesis, el pudor es inmediato al conocimiento–.  Quizá sea esta la razón por la cual los católicos han estado obsesionados con “vestir” las figuras de la Virgen, llegando a cubrir imágenes de extraordinaria belleza y gran valor artístico.
La Virgen de la Cabeza, de cuya veneración se tiene conocimiento desde el siglo XIII, ha llegado a ser una de las romerías más populares de España y, probablemente, la más antigua de todas. Actualmente, la imagen de esta Virgen aparece cubierta por sallas, manto, rostrillo y corona que ocultan la verdadera imagen, una obra de arte del escultor José Navas Parejo.


Imagen de la Virgen de la Cabeza, tal y como se muestra actualmente en su Santuario de Sierra Morena (Andalucía).

Cuando la imagen de la Virgen de la Cabeza es desnudada de ropajes y abalorios se contempla su verdadera gracia, sencillez y belleza (Obra del escultor Miguel Peinado Blanco).

Texto y figuras de José Del Moral De la Vega

sábado, 21 de julio de 2012

Villanueva de la Reina (Andalucía), un lugar en las rutas del Imperio Romano


Los trabajos de arqueología desarrollados actualmente en Villanueva de la Reina están replanteando muchas cuestiones referidas a la ciudad romana de Iliturgi y su entorno.

La arqueología es la ciencia de los románticos.
Cuando la civilización mira a lo lejos, los arqueólogos observan lo próximo; lo que se desechó lo recogen, lo que quedó enterrado lo descubren. Dan forma a lo que estaba destruido y voz a lo que permanecía callado. Como a los místicos, les gustan los detalles y, después del triunfo, su mayor disfrute es la contemplación. 




La participación de universitarios voluntarios de toda España en las excavaciones arqueológicas realizadas es una manifestación de inquietud intelectual y compromiso de los jóvenes con la sociedad española.



El Batanejo, una construcción medieval recién restaurada, relacionada con Santa Potenciana, está situado sobre un lugar bellísimo del Guadalquivir a su paso por Villanueva de la Reina.

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

lunes, 9 de julio de 2012

EL BOSSON DE HIGGS Y LA ESPIRITUALIDAD


Las diversas manifestaciones de la vida son fruto de una extraordinaria y precisa orquestación de moléculas y energía cuya contemplación, muchas veces, provoca en nosotros la emoción. Cuando mediante la ciencia somos capaces de aproximarnos al conocimiento de los procesos que han intervenido en esas manifestaciones vitales, la emoción producida tiende a la espiritualidad.  

¡Era cierto. El Bosson de Higgs existe! Pero ese descubrimiento, por si mismo no es lo más importante. Lo verdaderamente maravilloso es que esa partícula, como la llave de una puerta que abriera un mundo mágico, nos descubrirá otros muchos secretos inimaginables que, una vez  más, nos llevarán a una afirmación incontestable: el descubrimiento de algo nuevo permite intuir como hipótesis otras realidades nunca sospechadas, de manera que lo que realmente se incrementa con todo nuevo conocimiento es la conciencia de nuestra ignorancia.  

Texto y figuras de José Del Moral De la Vega


sábado, 30 de junio de 2012

La Campiña en verano es amarilla


En Extremadura, los paisajes de la Campiña Sur son, por su calma y sobriedad, de una extraordinaria belleza.

Barcinada la cosecha el campo extremeño no es más que paja, el rastrojo de un inmenso milagro en el que átomos y energía se han convertido en trigo con el que el hombre hace pan que se transforma en gozo, y este en alegría, y la alegría, como la paja, es lo que siempre queda de una presencia extraña que no está hecha de átomos, ni energía, ni está sometida a norma alguna, y que solo se sabe de ella porque emociona.

Eternity and a day... - "Hearing Time" - (Eleni Karaindrou)


Texto e imágenes de José Del Moral De la Vega


viernes, 8 de junio de 2012

CÁRITAS, UNA ORGANIZACIÓN MODÉLICA

 Muchos españoles desconocen que la mayoría de las Cajas de Ahorro, Montes de Piedad, Monte Píos, etc, españoles, fueron fundados, directa o indirectamente, por la Iglesia Católica, a partir del siglo XVIII.



A partir del siglo XVIII la Iglesia católica creó o participó activamente en la fundación de las Cajas de Ahorro españolas. El objetivo era evitar los préstamos usureros que sufrían las personas humildes. Esas cajas han sido uno de los asideros de los trabajadores españoles para construir sus viviendas, crear sus pequeños negocios, superar sus calamidades, etc., hasta que los políticos y sindicatos, a partir del desarrollo de las autonomías,  a finales del siglo XX, decidieron entrar en sus órganos directivos. El resultado no hace falta describirlo porque todos los españoles, desgraciadamente, lo conocemos.
Actualmente, una de las muchas instituciones de la Iglesia Católica, Cáritas, está desarrollando, con la acción personal de sus fieles, una titánica tarea de protección a los españoles más desfavorecidos, -el pasado año, fueron atendidas en España más de un millón de personas en alimentación, trabajo, vivienda, etc.- acción que ahorra al Estado –a los contribuyentes españoles- , más de 300 millones de euros.
A pesar de esta evidencia, algunos políticos españoles que se proclaman de izquierda están exigiendo al Gobierno que cobre a esta institución un impuesto (el IBI) del cual están exentos organizaciones deportivas, o artísticas, o incluso hoteleras, como el Ritz de Madrid.
Una vez más, la actitud de algunos políticos de izquierda españoles contra la Iglesia Católica es más visceral que racional, y su resultado, de no corregirse, podría ser muy parecido a lo sucedido con las Cajas de Ahorro y Montes de Piedad.


Actualmente, España va ganando en dos “ligas europeas”: en el incremento del número de pobres, y en la cifra de políticos –España, con la mitad de habitantes que Alemania, tiene unos 300.000 políticos más-

Texto e imágenes originales de José Del Moral De la Vega 

sábado, 12 de mayo de 2012

LA PLAGA DEL MOSQUITO DEL TRIGO QUE ARRASABA EXTREMADURA

 El Mosquito del trigo (Mayetiola destructor) es uno de los parásitos más peligrosos del trigo


Ocurrió no hace mucho que en La Campiña Sur, un lugar de Extremadura, apareció una espantosa plaga que arrasaba los campos de trigo de la comarca, que era el granero de la región.
El insecto que formaba la plaga era un Mosquito que se situaba en la base de las plantas y las marchitaba, y los agricultores no sabían cómo evitar aquella calamidad. 
Los labradores sentían que, de no acabar con la plaga, tendrían que abandonar sus tierras y sus casas y emigrar, por lo que pensaron que quizá los científicos del país podrían encontrar algún remedio, de modo que se dirigieron a un centro donde aquellos trabajaban y les expusieron su problema.
Los científicos comprendieron la gravedad del asunto y, rápidamente, empezaron a desarrollar experimentos en los campos de los agricultores.
Al cabo del tiempo, después de mucho trabajo, las investigaciones realizadas dieron su fruto: se diseñaron nuevas técnicas que evitaban el parásito y, sobre todo, se obtuvo una variedad nueva de trigo con la cual se producía más grano que con las cultivadas antiguamente. A la nueva variedad de trigo la bautizaron con el nombre del pueblo donde habían realizado la mayoría de los experimentos –Maguilla–, nombre que se pasearía por todos los países del mundo en donde sus agricultores sembraran  la variedad.
En adelante, los labradores de la Campiña Sur pudieron seguir cultivando sus tierras para producir el pan con que se alimentaban los extremeños, por lo que el Concejo, como agradecimiento a aquellos científicos que los habían salvado de la emigración, decidió nombrarlos Hijos Adoptivos del pueblo de Maguilla.



 La nueva variedad de trigo, bautizada con el nombre de Maguilla, supera en producción a muchas de las cultivadas por los agricultores en los Valles del Guadiana y Guadalquivir.


–Cuando pase mucho tiempo, y los abuelos de Maguilla les cuentan esto a sus nietos, terminarán diciendo: y esta historia que acabas de oir no es un cuento,  sucedió de verdad en el pueblo entre 1990 y 2012–




Los investigadores que han resuelto la plaga del Mosquito en Extremadura han sido nombrados Hijos Adoptivos de Maguilla.

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

viernes, 27 de abril de 2012

EXTREMADURA, UNA SORPRESA



Panorámica de un bellísimo valle situado en Las Villuercas, una comarca de Extremadura.

Avanzamos en el conocimiento, principalmente, memorizando generalidades. Una de esas generalidades, referidas al nivel de humedad en España, es que existe una diagonal imaginaria que marca la diferencia entre la zona húmeda, en la que predominan los bosques, al norte de esta línea, y la zona seca, al sur, donde lo que se encuentran son pastizales y superficies esteparias.
Pero la generalización nos suele ocultar la verdad de las pocas excepciones que se salen de la misma. En lo que respecta a las zonas secas y húmedas de España, la cuarta Comunidad por superficie boscosa es Extremadura, situada, paradojicamente, en la España seca.
¿A qué se debe ese fenómeno? A que el bosque existente en Extremadura es el Bosque Mediterráneo, un bosque extraordinariamente adaptado a la escasez pluviométrica, y a la transformación que ha hecho el hombre de ese bosque: la dehesa.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega


domingo, 8 de abril de 2012

HEMOS VISTO AL SEÑOR


En mi pueblo, el domingo de Resurrección es un día grande.  A la Virgen la visten de azul y la llevan a buscar a Jesús, que ha resucitado, y en el encuentro, los jóvenes elevan sobre sus cabezas la imagen de Jesús y la giran una y otra vez, representación espontánea de que el cristianismo no es otra cosa que la alegría de descubrir que la vida, con el amor, triunfa sobre la muerte.  
A decenas de miles de km., una orquesta china interpreta el “Gloria” de Vivaldi
 y las flores del patio de mi casa “que todo lo saben pero nunca hablarán” aparecen con unos colores vivísimos.

¡¡¡Gloria in excelsis Deo!!!

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

domingo, 1 de abril de 2012

EL CRISTO DE OREA, MUCHO MÁS QUE UNA ESCULTURA


En este Cristo de Orea, de enormes proporciones, todo, incluso la belleza, está subordinado a la espiritualidad.

A Jesús Mendoza que, entre otras cosas,
me enseñó a mirar.

La cruz se puede relacionar con uno de los instrumentos fundamentales de nuestra civilización: la brújula, una aguja que, sobre la superficie del suelo, siempre marca el norte y, por ende, los otros tres polos geográficos; pero que si se levanta, de forma que el eje norte-sur se coloca perpendicular al suelo, el norte ya no mira al horizonte, sino al cielo, y lo que antes eran cuatro direcciones se transforman en seis, al aparecer lo elevado –lo sagrado– y lo telúrico –lo profano–. Y así, examinada a la luz de la física, la cruz se podría definir como una brújula orientada al cielo; pero Cristo murió en una cruz, y para los cristianos esta es un pilar de su religión, razón por la cual ese tema ha motivado las más grandes obras de arte de la humanidad.
No hace mucho pudimos contemplar en el Prado el Descendimiento de Cristo, de Caravaggio, un cuadro asombroso en el cual su autor ha representado un Cristo muerto, aunque sin las marcas del suplicio a que fue sometido. Cuando Orea, en el año1960, talla el crucifijo que preside la iglesia de la SAFA en Úbeda (España), también esculpe un cuerpo sin heridas, sin rastros de sangre, sin gestos de dolor. Las espinas las transforma en una corona de héroe; pero todavía da un paso más, y suprime la cruz. En este crucifijo no hay cruz, o mejor, esta ha sido sustituida por el propio cuerpo de Cristo con los brazos abiertos. La inclinación de la cabeza, hacia abajo, y los pies, sin sujeción a nada, confieren a la figura una idea de elevación. Aquí, la compasión que produce el dolor, ha sido sustituida por la admiración que suscita el triunfo: la alegría se impone al sufrimiento.
Esta imagen es una representación de la esencia del cristianismo: lo más abyecto, la cruz con la que se martirizaba al hombre, se puede transformar en lo más glorioso cuando este vive orientado al amor.
Para los creyentes del tercer milenio, el Cristo de Orea, en la SAFA de Úbeda, es una lección de cristología, para los agnósticos, esta obra de arte tiene un profundo y bellísimo valor semiótico.

Texto de José Del Moral De la Vega

viernes, 23 de marzo de 2012

EL FOLCLORE


En muchos pueblos de España, el carnaval es una explosión folclórica de música y color en el que participan grandes y chicos.

A veces pensamos que nuestro folclore es único por su alegría y espontaneidad; pero al conocer el de otros países comprobamos que eso es, cuando menos, una exageración. Este grupo húngaro, especializado en interpretar música zíngara, hace una magnífica demostración de ello. Es una música para cantar en corro, donde la espontaneidad supera toda normativa, y donde los participantes, a medida que avanzan en su interpretación, se van emocionando y aceleran el ritmo. Al oírla, el alma, como queriendo entrar en sintonía con su ritmo, se llena de alegría y experimenta una extraña sensación ¿Se podrá emborrachar el alma de música?

Imagen y texto de José Del Moral De la  Vega

domingo, 18 de marzo de 2012

El lugar donde siempre sucede un milagro en primavera

Badajoz está llena de ciruelos japoneses (Prunus pisardi) que, todos los años, en el tiempo exacto, anuncian la llegada del equinoccio de primavera.

Los hombres más sabios que he conocido saben disfrutar con pequeñas cosas que los demás califican de triviales: el olor del campo después de una tormenta, un vaso de vino compartido con unos amigos,  la lectura de un libro a la sombra de un árbol…
Badajoz está llena de Prunus pisardi y, todos los años, como un milagro, cuando llega el equinoccio de primavera la ciudad aparece llena de flores moradas. Un fenómeno mágico y maravilloso que solo unos pocos son capaces de disfrutar.

Imagen y texto de José Del Moral De la Vega.

domingo, 19 de febrero de 2012

Forma de cortar el jamón


Dibujo en el cual se muestra la manera de cortar un jamón. (Dibujo original del profesor Ramón de Arcos Nieto-Guerrero)

El jamón ibérico de bellota es un alimento tan perfecto que habría que sospechar que tiene su origen en el soplo de la Virgen a alguna persona buena. No solo es uno de los más selectos manjares que se pueden disfrutar, sino que posee unas  propiedades químicas tan saludables, que ha sido declarado como alimento cardiosaludable, al  reducir significativamente las tasas altas de colesterol de aquellos que lo ingieren.
Existen algunos “mal entendidos” que confunden al comprador, y que es necesario aclarar:
·         Los jamones malos están cubiertos de hongos de color negruzco; -los hongos que tapizan la cubierta del jamón aparecen en el proceso de madurado en la bodega, no tienen ninguna peligrosidad y no son indicativos de ninguna descomposición o contaminación del jamón, aunque ellos no se comen.
·         La carne se encuentra entreverada de tocino, que es muy malo -el jamón se encuentra infiltrado de tocino, que tiene una composición lipídica excelente, y esa es una propiedad positiva que distingue a estos jamones, aunque no cabe duda que el nivel de calorías del tocino es el doble que el del jamón-.
·          En la superficie del jamón aparecen unas bolitas de color blanco que corresponden a algún “bicho” -las bolitas blancas son acúmulos del aminoácido tirosina y, precisamente, su presencia es garantía de una buena calidad-.
En la actualidad, el jamón tiene un precio muy asequible, pero muchas personas desisten de comprar una pieza entera porque no saben cómo cortarlo, aunque ello es bastante fácil, y con un soporte jamonero para sujetarlo y un buen cuchillo, todo está solucionado.

Un buen loncheado del jamón es un aliciente más en el disfrute de este manjar. Plato de ibérico preparado por Antonio, uno de los mejores cortadores de jamón del mundo, en el restaurante “La Dehesa “, Azuaga (España). (Imagen del profesor Juan A. Martín Sánchez)

Texto de josé del moral de la vega

sábado, 4 de febrero de 2012

Lola Lugo



Imagino que una de las cosas que más le costó dejar a Lola cuando se marchó de Azuaga fue su casa. Una auténtica casa de pueblo, con su limonero y su alberca, que ella había ido convirtiendo en una encantadora y particular rábita. Lola trabajaba sobre una mesa camilla, con tapete de punto y enagüillas, en el luminoso comedor, que era el único lugar de la casa que conservaba parte de esa decoración demodé, un poco mustia, que suelen dejar en las casas sus anteriores propietarios. Pero allí era donde prefería trabajar. Lola es poeta, y no parece darle tanta importancia a su obra plástica. Por entonces me enseñó unos collages hechos con telas, y unas misteriosas cajas, recubiertas de hilo, que guardaban en su interior un mensaje. En el instituto les pidió a sus alumnos calcetines, esos calcetines desparejados que pierden para siempre, no sabemos cómo, a su compañero. Con ellos planeaban hacer un gran mural, ya habían recolectado muchos, una sociedad de calcetines de todos los géneros, tamaños y colores, todos con algo en común: el haberse quedado solos, singulares e inútiles para sus dueños. Creo que Lola hace bien en resistirse a exponer sus obras, en preferir hacerlas aparecer poco a poco y por sorpresa en la Red, como aparece un día en el árbol del jardín el nido de un pájaro; o una tela de araña en mitad de la ventana… Siempre serán un misterio, y eso es lo bueno.



Texto: Diego
Imagen: Obra de Lola Lugo

domingo, 29 de enero de 2012

LA CIUDAD DE COLOR ROJO


En Badajoz, las puestas de sol constituyen un espectáculo natural e inigualable, y  todas las tardes, siguiendo una liturgia mágica y exacta, los cormoranes las contemplan  desde una pajarera del río con esa reverencia natural y elegante que solo muestran las aves.

Las ciudades están hechas por el hombre, y es este el que decide qué es lo que las distingue; pero hay algunas que, como si de un regalo de los dioses se tratara,  tienen  una cualidad excepcional. Badajoz es una de ellas, y todos los días, al atardecer, se viste de rojo.


Imagen y texto originales de josé del moral de la vega

viernes, 6 de enero de 2012

WHAT A WONDERFULL WORLD (Next year, will be Christmas always)


Para la mayoría de los niños, la Navidad es una fiesta mágica que nunca debería acabar. En un corro de niños con el que ayer me topé, uno de ellos decía, muy convencido: «mi abuelo me ha dicho que, desde ahora, la Navidad durará todo el año».
Estos días pasados, como felicitación, un amigo me envió la canción “What a wonderfull world”. Y estas Navidades también, en una visita a Baeza, me senté en el lugar donde don Antonio Machado daba sus clases, y sin querer, fui recordando poemas suyos …/yo amo los mundos sutiles, /ingrávidos y gentiles /como pompas de jabòn…/
Hay poemas que son como luminarias en nuestra vida, y cada vez que los evocamos nos encienden una y otra vez los sentimientos.
Hay melodías con propiedades ajenas a la física o la química, y al escucharlas, los sonidos se transforman en sustancias capaces de catalizar nuestras hormonas.
Y hay canciones hechas con poemas y melodías que tienen una razón extraña; y toda la gente, de cualquier parte y sin saber por qué, las entiende, y se emociona. Símbolos que hacen, a los hombres, buenos.
“What a wonderfull world” es uno de esos símbolos mágicos que nos hacen pensar, como a los niños a los que yo oía ayer, que la felicidad es posible, y que llegará un día a partir del cual durará, por lo menos, todo el año. 


Imagen y texto de josé del moral de la vega