sábado, 12 de mayo de 2012

LA PLAGA DEL MOSQUITO DEL TRIGO QUE ARRASABA EXTREMADURA

 El Mosquito del trigo (Mayetiola destructor) es uno de los parásitos más peligrosos del trigo


Ocurrió no hace mucho que en La Campiña Sur, un lugar de Extremadura, apareció una espantosa plaga que arrasaba los campos de trigo de la comarca, que era el granero de la región.
El insecto que formaba la plaga era un Mosquito que se situaba en la base de las plantas y las marchitaba, y los agricultores no sabían cómo evitar aquella calamidad. 
Los labradores sentían que, de no acabar con la plaga, tendrían que abandonar sus tierras y sus casas y emigrar, por lo que pensaron que quizá los científicos del país podrían encontrar algún remedio, de modo que se dirigieron a un centro donde aquellos trabajaban y les expusieron su problema.
Los científicos comprendieron la gravedad del asunto y, rápidamente, empezaron a desarrollar experimentos en los campos de los agricultores.
Al cabo del tiempo, después de mucho trabajo, las investigaciones realizadas dieron su fruto: se diseñaron nuevas técnicas que evitaban el parásito y, sobre todo, se obtuvo una variedad nueva de trigo con la cual se producía más grano que con las cultivadas antiguamente. A la nueva variedad de trigo la bautizaron con el nombre del pueblo donde habían realizado la mayoría de los experimentos –Maguilla–, nombre que se pasearía por todos los países del mundo en donde sus agricultores sembraran  la variedad.
En adelante, los labradores de la Campiña Sur pudieron seguir cultivando sus tierras para producir el pan con que se alimentaban los extremeños, por lo que el Concejo, como agradecimiento a aquellos científicos que los habían salvado de la emigración, decidió nombrarlos Hijos Adoptivos del pueblo de Maguilla.



 La nueva variedad de trigo, bautizada con el nombre de Maguilla, supera en producción a muchas de las cultivadas por los agricultores en los Valles del Guadiana y Guadalquivir.


–Cuando pase mucho tiempo, y los abuelos de Maguilla les cuentan esto a sus nietos, terminarán diciendo: y esta historia que acabas de oir no es un cuento,  sucedió de verdad en el pueblo entre 1990 y 2012–




Los investigadores que han resuelto la plaga del Mosquito en Extremadura han sido nombrados Hijos Adoptivos de Maguilla.

Imágenes y texto de José Del Moral De la Vega

7 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Muy bien por esos hijos adoptivos tan inventivos en buscar soluciones a la situación dura.

Es una suerte que hayan encontrado una nueva variedad de trigo que resista ese tipo de plaga.

Un post muy bien encuadrado José.

Saludos.

angélica beatriz dijo...

Muchísimas felicidades por ese premio tan merecido, querido José.

Ahora el pueblo de Maguilla debe sentirse muy honrado de contar entre sus hijos adoptivos a una persona tan grande como tú.

Un beso.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias por tu visita y tus palabras, Beatriz. El camino ha sido realmente largo y difícil, pero el resultados ha merecido la pena.
El mérito no es exclusivamente mío, querida Angélica, sino de todo el equipo que ha intervenido en las investigaciones.
Un abrazo

Javier Jiménez dijo...

Enhorabuena, el trabajo y la perseverancia al final da sus frutos. Os lo merecéis.
Por cierto, bien por el ayuntamiento que sabe valorar este tipo logros.

José Del Moral De la Vega dijo...

Muchas gracias, Javier. Al final de todo, creo que lo valioso de esto -si es que hay algo valioso- es la intrahistoria del fenómeno: un problema-unos investigadores que orientan su trabajo a algo más que a fuegos artificiales- un resultado- unos agricultores que valoran el trabajo-. Bueno, y unos momentos de trabajo entrañables e inolvidables donde tocamos la felicidad con los dedos.
Un abrazo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Es una historia que bien vale la pena contar, es un logro muy importante y que beneficia tanto a cultivadores como a consumidores.

Un abrazo.

David pinta dijo...

Me gustaría saber donde puedo comprar esa semilla pues no la encuentro por ningún sitio. Gracias