jueves, 29 de octubre de 2015

A LA SABIDURÍA DESDE LA NADA

Los niños miran desde el asombro que les produce todo cuanto les rodea, religión de la que era un ferviente seguidor Einstein.

El misterio que descubre el físico en la naturaleza nos lo muestra mediante algoritmos que muy pocos entienden. El poeta y el músico, por el contrario, sí presentan el misterio que ellos han desvelado con procedimientos que nos emocionan. ¿Existen más formas de aproximación al misterio?
Los místicos y los budistas, al margen de las matemáticas, la poesía o la música, se acercan a lo oculto mediante el silencio. La ausencia de voz o el olvido de sí que practican los budistas y los místicos conduce a una oscuridad o empobrecimiento interior, a un vaciamiento de la mente desde la que, paradójicamente, al contemplar la naturaleza se experimenta una emoción que alucina, sin explicación alguna.
Los místicos y los budistas saben muy bien que a la Luz solo se llega desde el silencio y el deseo, y es por  ello que el más ignorante puede llegar a ser el más sabio. Metafísica que nos explica de manera breve y bellísima el poeta:
De noche, iremos de noche
que para encontrar la Fuente
solo la sed nos alumbra.

Texto e imagen originales de José Del Moral De la Vega

No hay comentarios: